30 enero, 2007

Boda

Este sábado 27 de enero le entregué a mi novia un anillo de compromiso en una cena en El Santuario, en Valle de Bravo. Nos casamos este año.


Imagen 064




Imagen 062




Imagen 049

Más fotos aquí.

19 enero, 2007

Caída en el precio del petróleo

Con el año nuevo llegó una caída en los precios internacionales del petróleo. Hoy, la mezcla mexicana de exportación se cotiza en 40.44 dólares por barril mientras que el precio promedio que se espera en los Criterios Generales de Política Económica que acompañan a la Ley de Ingresos y al Presupuesto de Egresos de la Federación es de 42.5 dólares por barril. Es decir, si no se recupera el precio del petróleo, los ingresos serán menores a los presupuestados y se tendrá que recortar el gasto.

El futuro próximo de las finanzas del país dependen de si el precio del petróleo continúa cayendo o si vuelve a crecer. Tal vez como mexicanos nos sintamos predestinados a la catástrofe pero parece haber más razones para creer que el precio del petróleo se recuperará.

La persona de quien más he aprendido acerca del mercado petrolero se llama James D. Hamilton y su blog, creo que ya lo he dicho antes, es el blog de economía que más me gusta. Pues Hamilton ha publicado una entrada en el que habla precisamente de esto. Es mejor ir a ver su argumentación pero si no saben inglés o prefieren los resúmenes, aquí está uno:

El precio del petróleo pudo haber caído debido a un cambio de automóviles con alto consumo de combustible por vehículos que consuman menos gasolina o por la caída en la demanda de energía de China o por el crecimiento de la oferta petrolera de Arabia Saudita. Todas estas eran posibilidades que tenían contemplado los analistas y que de haberse materializado hubieran disminuído el precio del petróleo permanentemente. Pero la demanda de gasolina en Estados Unidos continúa creciendo al igual que la demanda de energía de China. Además, la producción petrolera de Arabia Saudita ha caído, así que no va por ahí.

La caída del precio del petroleo ha coincidido con la caída en los inventarios de petróleo de Estados Unidos. Hamilton cree que había gente que mantenía reservas de crudo buscando especular con el precio creciente del mismo y que ahora muchos de ellos han decidido vender lo que tienen y por eso han caído los inventarios. Estas ventas han representado 25 millones de barriles en las últimas cinco semanas, suficiente para que el precio del crudo baje.

Si esto es correcto, cuando los especuladores hayan terminado de vender sus inventarios la oferta extra del petróleo dejará de existir y volveremos a la situación normal de alto crecimiento en la demanda de crudo y precios elevados. Hamilton podría equivocarse, pero su argumento es muy bueno así que si tienen unos cuantos millones de dólares pueden comprar petróleo, guardarlo unos meses y venderlo con una buena ganancia en unos meses.